El fenómeno Stranger Things, creado por los Hermanos Duffer, sigue creciendo, de forma imparable, aportando una sobredosis de nostalgia que sienta genial a estas alturas del año. Aunque sigue jugando con las mismas armas, homenajeando al cine de los 80 que nos trajeron nombres como Steven Spielberg, John Carpenter o George A. Romero, Stranger Things 3 consigue superar a su predecesora, con un tono más profundo y algo más oscuro.

Después de los hechos acontecidos en la temporada 2, nuestros chicos y chicas de Hawkins disfrutan del verano, entrando en una época preadolescente en la que los primeros intereses amorosos empiezan a surgir y a poner en peligro la unión del grupo, especialmente aquellas emocionantes partidas al Dungeons & Dragons en el sótano de los Wheeler. Todo esto, junto a la inauguración de Starcourt, un gran centro comercial (guiño a Mallrats de Kevin Smith), es el punto de partida para esta temporada en la que hacen acto de presencia, como en toda buena cinta de ciencia-ficción ochentera que se precie, los rusos.

Esta temporada va avanzando un ritmo tranquilo, desarrollando muy bien las historias internas de los personajes, además de presentarnos a dos nuevas chicas que darán mucho que hablar: Robin (Maya Hawke, ojo, hija de Ethan Hawke y Uma Thurman), que trabaja con Steve en un puesto de helados, y Erica (Priah Ferguson), hermana pequeña de Lucas que, aunque ya había aparecido en la temporada 2, en esta tercera se ha convertido en uno de los personajes revelación con su mal genio y sus ideas capitalistas.

Aunque Stranger Things sigue siendo un tanto previsible en cuanto al desenlace de la historia, cabe decir que el último capítulo de esta temporada 3 es magnífico, manteniendo el ritmo y la tensión hasta el final. El momentazo «Never Ending Story», que no desvelaremos aquí, es de lo mejorcito, junto con el final, que nos hará caer más de una lágrima, a la vez que nos deja intrigados de cara a la cuarta temporada.

Según los Hermanos Duffer, Stranger Things acabará presumiblemente en su cuarta o quinta temporada, aunque veremos a donde nos llega este fenómeno de Netflix que ya forma parte de nuestra cultura popular.

Compártelo en tus redes sociales:        

Por Luis

Sociólogo. En mis ratos libres me gusta ver series y opinar sobre ellas. Además de seriefilo y cinefilo, soy gaymer. Lady Gaga es mi musa y la música mi religión.

Un comentario en «Stranger Things 3: El fenómeno sigue imparable»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies