Si Spider-Man: Homecoming fue un soplo de aire fresco, teniendo en cuenta la deriva en la que había entrado el Universo Cinematográfico de Marvel, las buenas sensaciones se siguen manteniendo en esta secuela que, sin duda alguna, va a liderar el futuro más inminente de Marvel, en lo que a la gran pantalla se refiere.

Spider-Man: Lejos de casa nos sitúa después de los acontecimientos de Vengadores: Endgame y el trágico final para algunos de los más importantes superhéroes. Peter Parker (Tom Holland) se encuentra con MJ (Zendaya) y el resto de sus compañeros de viaje de fin de curso por Europa cuando es requerido por un Nick Furia (Samuel L. Jackson) un tanto descontrolado a causa de «el lapso», provocado por el chasquido de dedos de Thanos. Para Furia, Spider-Man debe ser el heredero natural de Iron Man, ya que fue elegido por el propio Tony Stark, aunque Peter tiene otros planes.

Del mismo modo que su predecesora, Spider-Man: Lejos de casa sigue marcando el camino que debe seguir Marvel, con un tono mucho más fresco y ligero. Sin duda, el Spider-Man de Tom Holland es el mejor que hemos visto hasta la fecha, ya que al encontrarse en la adolescencia, aporta al personaje esta idiosincrasia especial que le hace tan entrañable, teniendo que elegir entre disfrutar con sus amigos o ser un héroe, de lanzarse y decirle a MJ lo que siente o tener que luchar contra fuerzas de otros mundos. Ese toque hace que la película se doblemente disfrutable.

En esta ocasión, aparece un nuevo personaje del universo Spider-Man, Misterio, encarnado por Jake Gyllenhaal, uno de los actores del momento. La química que hay entre Holland y Gyllenhaal es muy interesante y aporta un toque extra a la cinta. Vuelven también Marisa Tomei como la Tía May y Jon Favreau como Happy, a ambos les viene el personaje como un guante.

Podemos decir que con Spider-Man: Lejos de casa comienza el futuro de Marvel y que, al menos, nos espera una tercera entrega que está por ver por qué derroteros nos llevará.

Compártelo en tus redes sociales:        

Por Luis

Sociólogo. En mis ratos libres me gusta ver series y opinar sobre ellas. Además de seriefilo y cinefilo, soy gaymer. Lady Gaga es mi musa y la música mi religión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies