A día de hoy, prácticamente todo el mundo ha visto Parásitos, ya sea por interés en el buen cine o por puro «hype». La cinta de Bong Joon-Ho, después de triunfar en los BAFTA (mejor película extranjera y guión original), Globos de Oro (mejor película de habla no inglesa) y, sobre todo, en los Oscar (mejor película, director, guión original y película internacional), está siendo programada en todas las grandes salas de cine. La anécdota es que se estrenó en Octubre del año pasado y, por aquellas fechas, poca gente sabía de su existencia.

El cine coreano lleva años haciendo películas de gran calidad, y Parásitos es una buena muestra de ello. La cinta se centra en la familia Kim, que sobreviven como pueden en un semisótano, con trabajos temporales mal pagados. Un día, al hijo mayor le surge la posibilidad de dar clases en casa de una familia de clase alta. A partir de aquí, un torbellino de situaciones rocambolescas hará que ambas familias se den cuenta de que tienen muchas cosas en común pese a pertenecer a polos opuestos de la sociedad. Todo ello tendrá consecuencias imprevisibles.

Desde el primer momento, Parásitos nos deja claro cual es el género con el que va a jugar, marcado por la comedia negra, la crítica social y política, todo ello aderezado con buenas dosis de suspense. Su excelente guión lleva a los personajes a situaciones insospechadas, pero todas bien hiladas entre sí, para acabar con un inesperado giro final que lo pone todo patas arriba.

Parásitos es merecedora de todos los premios conseguidos, se va hilvanando con extrema destreza por un Bong Joon-Ho que sabe lo que quiere contar con cada fotograma, que hace un ejercicio de cine en mayúsculas con cada imagen y con cada diálogo, y que ha manejado los tiempos a la perfección para lograr una película redonda, dando a la vez una lección a Hollywood y al mundo en general.

Compártelo en tus redes sociales:        

Por Luis

Sociólogo. En mis ratos libres me gusta ver series y opinar sobre ellas. Además de seriefilo y cinefilo, soy gaymer. Lady Gaga es mi musa y la música mi religión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies