Desde Serialways ya hemos podido ver el estreno de la nueva temporada gracias a Movistar+. Esto es lo que nos ha parecido el inicio y, por supuesto, este post está libre de spoilers

La tercera temporada de Outlander supuso una aventura de alta mar, donde nuestros protagonistas viajaron hacia el «nuevo mundo». Esta nueva entrega prometía un asentamiento en América, pero siempre hay algo que se interpone en el camino de la felicidad. 


La cuarta temporada comienza cuatro meses de la inesperada llegada al Nuevo Mundo, con la pareja Fraser, y el resto de familia, en Carolina del Norte. Claire y Jamie intentan conseguir el dinero suficiente para comprar un pasaje de regreso a Escocia. Pero, como todos sabemos, donde van los Fraser, habrá problemas. 

Una cadena de eventos tendrán repercusiones duraderas a lo largo de la temporada, después de que Jamie conociera a un hombre llamado Stephen Bonnet (los fans de las novelas de Diana Gabaldon ya saben por dónde van los tiros). 

El primer episodio, titulado «America the Beautiful», es una base introductoria de la nueva temporada, con nuestra pareja favorita asentándose en un nuevo lugar para todos, con nuevas tramas y nuevas tensiones políticas. El estreno, en comparación con el resto de temporadas, es el más lento. Pero es quizá el que más nos introduce a lo que está por llegar. 

Como siempre en Outlander, donde más sobresale el inicio de temporada  es en los momentos más íntimos entre Jamie y Claire. Después de todo el caos al que han estado expuestos, y a una separación de décadas, es refrescante ver que ambos están recuperando el tiempo y volviendo a reconectar. No sólo físicamente (que también), sino con algunas de sus conversaciones que ayudan a terminar de asentar la pareja, volviendo a mostrarnos lo que siempre vimos, que a pesar del tiempo y la distancia tienen una conexión mutua incapaz de destruir. 

En esta cuarta temporada parece que veremos a Jamie y Claire como un verdadero equipo, una pareja infranqueable que lucha por una vida juntos. Las repercusiones de los eventos pasados todavía se sienten profundamente. Outlander ha lidiado con traumas de una manera muy honesta, en comparación con la mayoría de series de televisión. Los traumas cuando se curan pasan a ser cicatrices, y las cicatrices nunca terminan de cerrarse. Personajes como el joven Ian tendrán que intentar superar alguno de estos traumas. En relación a esto,tendremos una conmovedora escena con su tío Jamie, con unas grandes interpretaciones de ambos actores. 

No todo es drama y traumas, el escocés consigue un nuevo (pero esperado) amigo, Rollo. El muy querido perro por los fans del libro. Que ya adelanto, no defrauda. 

En definitiva, el comienzo es más lento que el de las temporadas anteriores pero, sin embargo, logra regalarnos una gran cantidad de momentos en el transcurso de una hora. Outlander demuestra que todavía está en su mejor momento, y la pareja protagonista sigue siendo de lo más refrescante y dinámica de la televisión. 


La temporada 4 de Outlander se estrena el 4 de noviembre en el canal Starz. En español llegará sólo un día después en Movistar+. 

Compártelo en tus redes sociales:        

Por Luis

Sociólogo. En mis ratos libres me gusta ver series y opinar sobre ellas. Además de seriefilo y cinefilo, soy gaymer. Lady Gaga es mi musa y la música mi religión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies