La última vez que vimos al Demonio de la Cocina del Infierno fue en The Defenders, donde se juntaban todos los superhéroes del universo televisivo creado por Marvel-Netflix y del que no salió muy bien parado que digamos. Después de un «crossover» que dejó mucho que desear, junto con una segunda temporada de Jessica Jones bastante irregular y las recientes cancelaciones de Luke Cage y Iron Fist, hemos afrontado esta tercera temporada de Daredevil con cierta intriga. Una vez finalizada, podemos decir ha sido de lo mejor que hemos visto.

El gran éxito de esta tercera temporada recae, inicialmente, en el personaje de Wilson Fisk, interpretado de manera magistral por el gran Vincent D’Onofrio. Si en la primera temporada sorprendió por su brutalidad, en esta tercera demuestra lo retorcido que puede llegar a ser para conseguir sus propósitos, consiguiendo embaucar a media ciudad. Hasta ahora era Kilgrave, de Jessica Jones, el que ostentaba el título de mejor villano del universo Marvel-Netflix, pero podemos decir abiertamente que Wilson Fisk se ha puesto a su altura.

El principio de la temporada nos sitúa poco después del final de The Defenders, por lo que Matt Murdock (Charlie Cox) está desparecido y algunos incluso le dan por muerto. Sin embargo, el hecho de que Wilson Fisk salga de la cárcel en la que se encontraba para cooperar con el FBI, hace que Daredevil tenga que resurgir de nuevo. En esta ocasión tendrá que lidiar también con fantasmas de su pasado, además de la eterna lucha con su demonio interior.

Vuelven también Karen Page (Deborah Ann Woll) y Foggy Nelson (Elden Henson), que continúan su vida intentando hacerse a la idea de que Matt ya no está y que, en esta ocasión, intentarán hacer todo lo que esté en su mano para acabar con Fisk, llegando muchas veces al límite y poniéndose en peligro. Por otro lado tenemos a los agentes del FBI Nadeem (Jay Ali) y Pointdexter (Wilson Bethel). El primero se verá involucrado en todo un entramado de corrupción e intentará hacer el bien, y el segundo que poco a poco se va convirtiendo en una peligrosa arma en manos de Fisk.

La trama de esta nueva temporada está muy bien hilada y te engancha de principio a fin, en algunos momentos te ves obligado a encadenar más de un capítulo seguido. Se va desarrollando de manera magistral y cada uno de los personajes va dejando ver sus cartas poco a poco, para llegar a un final muy sobrio y acertado, sin necesidad de exceso de fuegos artificiales.

En definitiva, una grandísima temporada que ha dejado el listón de la serie en un punto muy alto. Aunque no hay noticias de su renovación, Daredevil se ha ganado seguir en la parrilla y todo apunta a que el próximo villano estará a la altura.

Compártelo en tus redes sociales:        

Por Luis

Sociólogo. En mis ratos libres me gusta ver series y opinar sobre ellas. Además de seriefilo y cinefilo, soy gaymer. Lady Gaga es mi musa y la música mi religión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies