Las series, en los últimos años, están volviendo a una época dorada, donde son un producto popular y tema de conversación de la sociedad. Hoy en día podemos acceder a un abanico muy amplio de series a través de los catálogos de las plataformas de pago o de las cadenas televisivas. La variedad es más amplia que nunca.

Las historias han sido contadas y protagonizadas por hombres (al igual que en todos los aspectos de la cultura y la sociedad) pero algo está cambiando. Los personajes femeninos han sido, históricamente, un adorno decorativo o apoyos de la trama de los personajes masculinos.

Aunque hoy en día, la mirada siga siendo mayoritariamente masculina, podemos encontrar algunas producciones con claras intenciones que pretenden hablar de las cuestiones femeninas. Cada vez más, las series de televisión, cuentan con personajes de mujeres fuertes que tienen debilidades, que son seguras de sí mismas, que dudan, que disfrutan, que lloran, que luchan, que son imperfectas.

Las mujeres también son presas, superheroinas, Reinas, líderes, guerreras, abogadas o presidentas del gobierno. En definitiva, las mujeres serán lo que ellas quieran ser. 

Os dejamos 15 series protagonizadas por mujeres que, más allá de los estereotipos, luchan contra el patriarcado, se rebelan contra lo establecido o rompen con los roles de género.

1. Jessica Jones


Jessica Jones se encuentra dentro del Universo de Marvel, pero además de eso, rompe con todos los estereotipos de los mismos superheroes de Marvel. La serie fue creada por una mujer, Melissa Rosenberg, y tiene a uno de los personajes femeninos más fuertes y empoderados que se han visto.

Jessica no es lo que la sociedad espera de ella, es sarcástica, antipática, alcohólica y oscura. Pero, sobre todo, ella tiene una misión: vengarse de los abusos que sufrió y ayudar a quienes han sufrido lo mismo que ella.

Jessica es una superviviente de un sometimiento y violación que en un principio se ve incapaz de enfrentarse al hombre que abusó de ella, Kilgrave. El estrés postraumático, los abusos sexuales, secuestro y la violencia de género, son todos temas abordados con firmeza en la serie. Todos son tratados sin suavizarlos mientras empoderan a las víctimas que no dejan que pase de largo, toman cartas en el asunto. 

La serie de Netflix está compuesta por un reparto repleto de mujeres que son todo lo contrario a damiselas en peligro que nos tienen acostumbrados a ver en películas de superhéroes. Ella se salvan a sí mismas y patean el trasero que tengan que patear.

2. Orange is the New Black


La serie comienza centrada en el personaje de Piper Chapman, una mujer enviada a prisión 10 años por traficar con drogas con su exnovia. Con el tiempo, la trama empieza a enfocarse en las diferentes historias de las presas de Litchfield. Cada capítulo cuenta la historia de un personaje y de su vida anterior y el motivo por el que acabaron allí.


OITNB fue creada por Jenji Leslie Kohan y está basada en el libro de Piper Kerman. Dentro de la historia se tratan diferentes temas como las oportunidades que se tienen al ser una mujer blanca o racializada, de los abusos sexuales, los derechos LGTB, el abuso policial e incluso de la falta del conocimiento que tenemos sobre nuestro propio cuerpo. Y todo ello con el empoderamiento de las mujeres de la prisión.

3. Game of Thrones


La serie más popular de la última década. Juego de Tronos en sus inicios fue tachada de todo lo contrario a feminista, incluso como una “serie de hombres”. Hoy en día se ha consagrado como una de las ficciones con los personajes femininos más combativos y empoderados de la televisión. Daenerys Targaryen, Cersei Lannister, Arya y Sansa Stark… son las grandes protagonistas de Game of Thrones.


Daenerys, Cersei y Sansa, por ejemplo, han pasado de sufrir abusos de los hombres, de ser ninguneadas por su género y dejadas en un segundo plano ya sea por sus hermanos o maridos, a convertirse en la Reina de Dragones, la Reina de los Siete Reinos y la Protectora del Norte. Ellas tres son los personajes (junto con Jon Snow) que más poder tienen de todo Poniente.

4. Big Little Lies


Esta miniserie (aunque está siendo rodada la segunda temporada) está protagonizada por Nicole Kidman, Laura Dern, Shailene Woodley y Reese Whiterspoon, lo que no es poco. En un inicio, se presentó como un drama sobre mujeres en crisis de mediana edad enfrentadas las unas con las otras (con un crimen de por medio), pero, demostró que son capaces de unirse como nadie.


El drama de HBO está basado en el libro Big Little Lies de Liane Moriarty. La investigación de un asesinato en un tranquilo pueblo es el punto de partida. El primer vistazo de la serie te lleva a la frivolidad del qué dirán, pero muy lejos de la realidad. La alianza de las tres mujeres, que son muy diferentes entre si, con situaciones que nada tienen que ver pero que juntas son capaces de curarse las heridas y defenderse de la violencia machista.

Es importante otra de las cuestiones que tiene la serie, y es cuando las mujeres son culpadas y cuestionadas por la violencia machista que sufren. Big Little Lies enseña que la manera de la que va vestida una mujer o lo que haya bebido nunca la hace responsable de una violación o que una víctima de la violencia de género no tiene culpa de no saber escapar de esa situación de maltrato.

5. The Handmaid’s Tale


La gran serie del 2017, la cual se ha llevado todos los grandes premios del año. ‘El cuento de la criada‘ es una distopía que nos lleva a una dictadura futura en la que las mujeres han vuelto a perder todos los derechos conseguidos y son violadas y obligas a procrear. Las mujeres fértiles son obligadas a servir al régimen para engendrar y dar a luz a los hijos de matrimonios de alto cargo.

Las criadas luchan en la sombra para liberarse y escapar a Canadá donde poder recuperar sus derechos. Además, la serie es una crítica sobre la instrumentalización del cuerpo de las mujeres como recipiente de usar y tirar, en referencia los vientres de alquiler, donde las mujeres pobres se ven obligadas a dar a luz los hijos de hombres y mujeres ricos por su bajo poder adquisitivo. Una serie muy necesaria para hacernos pensar.

6. Sweet Vicious


La serie, dirigida para un público adolescente, nos muestra a dos mujeres que luchan contra la cultura de la violación en un campus universitario estadounidense. Las dos chicas toman la justicia por su mano y dan palizas a los hombres que han abusado sexualmente de cualquier compañera del campus.


Jennifer Kaytin Robin sorprendió con esta comedia negra sobre la violación, el acoso y los abusos sexuales con las dos justicieras que deciden vengar estos crímenes. Esta serie de MTV no se olvida de la experiencia postraumática de las víctimas, pero optan por el empoderamiento. Esta serie es muy importante ya que en EEUU las violaciones en los campus son un debate muy candente.

7. Alias Grace


La historia de Grace Marks, basada en la novela de Margaret Atwood, resume bien la obsesión por encasillar a las mujeres en estereotipos cuando están implicadas en un crimen. La serie nos lleva a desconfiar si Grace es co-autora de un doble homicidio, si es una victima o ambas. Además está inspirada en hechos reales del siglo XIX.

Grace Marks fue encarcelada de por vida por los asesinatos de Thomas Kinnear y su ama de llaves. Grace nos narra la historia de un sistema que trabaja contra las personas pobres, y sobre todo, contra las mujeres.

8. Girls


Esta serie gira en torno a cuatro chicas, pero no es Sexo en Nueva York, es mucho menos superficial. Las chicas están desempleadas, arrastran problemas de dinero, drogas, conflictos existenciales, etc. Lena Dunham, además de ser una de las protagonistas, es la creadora, directora y guionista.


El 2017 fue el año de despedida de esta serie en su sexta temporada. Dunham ha creado uno de los retratos generacionales más punzantes e inconformistas de la década. Además, con una punto de vista femenino.

9. How to Get Away with Murder


Esta serie, de la gran productora televisiva Shonda Rimes (Scandal, Anatomía de Grey) está protagonizada por la ganadora del Oscar, Viola Davis. La actriz interpreta a Annalise Keating, una de las profesoras de derecho penal y además una de las mejores abogadas de Pensilvania, Keating todos los años elige a los mejores alumnos para que colaboren en sus casos. HTGAWM está repleto de una elenco de personajes femeninos complejos, fuertes, que evolucionan, además de una gran diversidad racial y sexual. Y lo más importante, a ninguno les define sus género, raza o sexualidad.

Gracias a esta serie Viola Davis ganó el Emmy a mejor Actriz siendo la primera mujer negra en conseguirlo. La serie de ABC desarrolla personajes femenino con historias interesantes y personalidades que retratan a mujeres reales, no se limitan a los típicos rostros femeninos que son la novia o mujer del personaje principal. Annalise y Bonnie, las más adultas del elenco, van en contra de los tópicos maternales que la sociedad espera de la mujer. Ellas son vilipendiadas por ser estériles y frías. Además la serie cuenta la dificultad de defender a acusados negros ya que son los que reciben las sentencias más duras, y lo hace a través de una perspectiva de un elenco totalmente racializado. No deja indiferente a nadie.

10. The 100


Cuenta la historia de 100 presos y presas que son enviados a la Tierra para verificar si es habitable tras un apocalipsis nuclear. Allí los jóvenes se encuentran con Los Grounders, que son tribus de supervivientes a la radiación que son tratados como salvajes (como cuando Colón llegó a América) y ellos ven a Los 100 como invasores. Esto inicia una guerra que será el punto de la trama de la serie. En medio de todo esto, Los 100 tienen una clara líder, Clarke, los Grounders tienen una Comandante, Lexa. Ambas mujeres gobiernan sin ser cuestionadas por su género y son capaces de luchar, firmar la paz, e incluso enamorarse entre ellas.

Además de Clarke y Lexa, la serie cuenta con personajes como Octavia, Raven o Indra, que demuestran la gran fuerza y empoderamiento de las mujeres en esta serie. The 100 nos presenta un nuevo mundo sin las estructuras patriarcales históricas.
En la serie las mujeres no son personajes simbólicos, de hecho, nadie cuestiona el liderazgo, la fuerza, la inteligencia, o que una mujer pueda luchar igual de bien en un campo de batalla que un hombre. Se borran por completo la línea entre los roles de género.

Ojalá un mundo como en Los 100… exceptuando lo del apocalipsis nuclear, claro.

11. The Fall


La serie cuenta la historia de Stella Gibson, una detective que se adentra en la mente de un depredador sexual que comete asesinatos en serie. Lo atractivo de la serie es ver cómo una mujer domina un profesión que la sociedad define como “de hombres”. Stella es una mujer liberada sexualmente e independiente, y tiene que lidiar con el machismo de sus compañerosde investigación. En esta serie volvemos a ver la normalización de la cultura de violación donde se juzga a la victima de haber sido violada. Stella tiene que luchar contra ello mientras persigue al asesino.

La narrativa también apuesta por temas provocativos como las conexiones entre el deseo sexual, la muerte y la obsesión. Stella es un personaje femenino sin complejo ni medias tintas, y da lecciones de feminismo, empoderamiento, sexualidad y muchos otros temas.

12. The Good Wife


Alicia Florrick es la esposa de un abogado que fue detenido por escándalo sexual y corrupción. Pero, después de años de ser una “buena esposa”, ama de casa y madre, Alicia vuelve a trabajar y sacar a su familia adelante. Ella es una abogada que aprovecha las circunstancias para retomar su carrera profesional, su vida y su independencia. Es una serie enfocada en el empoderamiento de la mujer.


La protagonista crece, y también se contradice a sí misma sin disculparse ni explicar sus acciones. La serie te hace amar y odiar a Alicia. Ella intentará equilibrar el trabajo con el hogar y será culpada de «mala madre».

13. Scandal


Creada por la misma showrunner que HTGAWM, Shonda Rhimes, Scandal tiene uno de los personajes principales femeninos más fuertes de la televisión. Olivia Pope es fuerte e inteligente, fiel a sí misma y a sus convicciones. Es confiada, buena en lo que hace y segura de su valor como profesional.

La vida privada de Olivia es caótica. Ella mantiene relaciones cercanas con sus asociados a los que trata como familia y tiene dos relaciones amorosas al mismo tiempo (con el presidente de EE.UU y el jefe de la CIA), pero, al final ella está sola. Olivia es una mujer negra exitosa que no busca formar una familia. Por ello su personalidad es juzgada de inmoral en nuestra cultura machista.

14. GLOW


Trata de lucha libre femenina en la televisión de los 80, se centra en a actriz Ruth, que acostumbrada a ser secundaria de los personajes masculinos, consigue entrar en este show de lucha tras un audición y pelear con su amiga Debbie.

Creada por Jenji Kohan, como Orange is the New Black, también cuenta con un conjunto de personajes femeninos complejos que exploran sus propias historias. El reparto es diverso y no teme reírse de los estereotipos. En GLOW las mujeres gruñen, sudan y se ensucian mientras fingen luchar. Y eso las cambia como personas.

15. House of Cards

La serie de Netflix cuenta con un cast de mujeres complicadas y fuertes dirigidas por Claire Underwood. La historia presenta mujeres empoderadas y el viaje de Claire por el poder que merece. El deseo de poder de Claire es egoísta, pero su éxito empodera a otras mujeres. Los Underwoods son personas horribles, pero la historia de Claire, con Frank tratándola finalmente como su igual, trata sobre el empoderamiento femenino.


Los personajes femeninos son al mismo tiempo odiosos y admirables, y sus historias son necesarias para la trama de cada capítulo. El hecho de que muchas de ellas sean antipáticas, malas o despiadadas, es un aire fresco para el feminismo televisivo, que suele contar con personajes femeninos fuertes que pueden terminar siendo aburridos.

A esta lista también podríamos añadir a My Mad Fat Diary, Transparent, Veep o Girlboss. El hecho es de que cada año hay más series que apuestan por el empoderamiento de la mujer, por romper los roles de género y, en definitiva, por el feminismo. Pero todavía queda un largo camino y que no se quede en la ficción, que también signifique que las mujeres tomen puestos de poder detrás de tales series. 


Compártelo en tus redes sociales:        

Por Luis

Sociólogo. En mis ratos libres me gusta ver series y opinar sobre ellas. Además de seriefilo y cinefilo, soy gaymer. Lady Gaga es mi musa y la música mi religión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies